sábado, 2 de noviembre de 2013

Giannis Gianniotas

Tanto hablar del Mundial sub 17 porl ode actualidad que esta me he dado cuenta de que hay muchisimos jugadores que me encantaron en el Mundial sub 20, recuerdo muy bien  que Grecia nos encanto a todos y que nos llevamos un tremendo chasco cuando la vimos caer eliminada en octavos frente a una selección algo inferior después de una primera fase brillante y es que esto es lo que tienen estos torneos que al llegar  a las eliminatorias un partido en falso y fuera del torneo, de todos modos nos dio tiempo de darnos cuenta de la gran generación que esta viviendo el fútbol griego en el que destacarón muchos nombres pero uno brilló no solo por su resultado sino por su vistosidad y su buen trato de balón les habló de un extremo que actualmente milita en el Forntuna de la segunda división de Alemania, les hablo de Giannis Giannotas.
Una cosa que me llama la atención negativamente de los jugadores jovenes griegos es que no se si estan mal acesorados, si es culpa de la federación griega o de sus clubes el caso es que acaban fichando por clubes modestos que truncan sus carreras y es algo que me resulta muy complicado de comprender, que hace este jugón en la segunda alemana en un equipo encima de mitad de la tabla, es incomprensible.
En el Aris equipo que lo formo y del cual salió gozaba de la titularidad, gozaba de éxito de goles y de aclamación popular era el mejor, les insisto en que no comprendo bien que pasó.
Giannis Giannotas es un extremo bajito explosivo desequilibrante con velocidad y habilidad para colarse por donde quiera, también con mucha capacidad goleadora y un detalle que me llama mucho la atención con gran facilidad para golear de cabeza teniendo en cuenta que mide 1.73.
Grecia es un país que sin ser una de las grandes potencias del fútbol no par de generar grandes jugadore y por eso siempre suele estar entre las grandes después de las grandes.
Por calidad Gianniotas debe triunar en el fútbol por que es espectacular pero eso si debe jugar en competiciones mas exigentes y demostrar la calidad tan grande que atesora.