lunes, 11 de noviembre de 2013

Ivan Ochoa

Termino el Mundial sub 20 con la victoria logica y esperada de Nigeria que fue el gran dominador, sub campeona México y bronce para la sorprendente Suecia, El balón de oro fue para Iheanacho el de plata para Nathan y el de bronce para el mexicano Ivan Ochoa del que hoy les quiero hablar una de las grandes revelaciones del torneo, en la fase de grupos estuvo discreto pero desde los octavos no ha parado, anoto contra Italia, anoto contra Brasil, anoto 2 contra Argentina, se puede decir que sus goles y las paradas de Gudiño son los que han puesto a México en la final.
Una selección con buen nivel técnico que han ganado con justicia sus partidos pero bastante inferiores a Nigeria que les ha endosado 9 goles en 2 partidos, a parte de sus choques frente al combinado africano el resto los han solventado bien, incluso eliminaron a Brasil que para mi era la favorita.
Ivan Ochoa pertenece a las categorias inferiores de Pachuca donde ahora se frotan las manos al darse cuenta que tienen en su equipo juvenil a la máxima promesa mexicana del momento.
Ivan Ochoa al igual que le sucede a su portero Gudiño es un jugador mexicano atipico mide 1.82 vamos que es alto y corpulento lo cual le permite ser un delantero muy necesitado en un país en los que abundan delanteros bajitos y regateadores pero no tienen tanques oportunistas, es un jugador muy inteligente con gran facilidad para estar donde va a caer el balón, es un jugador con mucha movilidad y suele alternar la punta con la medipunta, la mayoria de los goles suyos llegan al primer toque, los tecnicos de las cateforias inferiores de Pachuca lo definen como un jugador tremendamente práctico.
¿Que tendría que hacer tanto Ochoa como otras estrellas de este combiando para triunfar? en mi opinión quedarse en México hasta que maduren y promero triunfar en esta liga que tiene un buen nivel pero despues dar el salto a Europa donde la exigencia es máxima, el problema de muchas promesas mexicanas es que o se quedan en México para siempre odan el salto muy pronto a equipos que los llevan al ostracismo.